jueves, 20 de septiembre de 2012

Este jueves, relato : "Teatro, máscaras y apariencia"



Llegó el temido momento, la función había terminado; poco a poco, a medida que iba repasando su vida a través de los diferentes papeles interpretados fue despojándose de aquella máscara que la poseyó durante años...

Se sentó frente el espejo, sería la última vez que vería su cara enmarcada entre boas y flores en aquel luminoso rectángulo; su vida estaba allí, entre los personajes interpretados, en la humanidad con la que los dotó. Untó su cara de crema, haciendo de ella un cuadro surrealista donde la deformación colgaba de sus ojos en negro y su boca en una mueca inesperada perdida  en el rojo que corría hacia su mentón, cogió el algodón y lo manoseo entre sus dedos, y antes de arrastrar con él aquel improvisado gesto, volvió a observarse, todavía retumbaban en su pecho los aplausos y aquella imagen esperpéntica pudiera ser la tristeza que se alojaba en su interior. 

Ya no le contará más a Mario cómo se siente, ni dialogará con su vagina... ni se dejará agasajar por galanes de traje y sonrisas ensayadas. Suavemente, despacio, como si no quisiera que el momento terminara, retira su máscara de sesión de noche, chocándose con la realidad, los surcos en su piel, sus ojos vidriosos con el brillo desgastado del cristal que con los años envejece, sus labios escondidos tras una línea transparente en su cara y su pelo, blanco y cardado sin fuerza...: su verdadera apariencia. 

En aquel simulado escenario se había hecho la oscuridad; a la vez que ese temido final, el de la decadencia que marca el fin de una etapa, le dice que llegó el momento. Acaba así la función, el telón ha bajado entre bravos y vítores y hoy empieza su papel en el teatro del olvido, mañana otra ocupará su lugar.

Mas historias sobre teatros y máscaras en Neogéminis el Blog de Mónica...

31 comentarios:

  1. Esa es la ley, tanto en el teatro como en la vida. Los jóvenes llegan arrasando y tenemos que dejarles paso. La protagonista de tu historia siente que ya nada será como antes, y está triste cuando baja el telón, no de su vida, pero sí de aquello por lo que lo dió todo para escuchar los aplausos en su corazón. Pasa con todos los actores después de una larga carrera de éxitos, aunque de mayores siguen interpretando personajes de acuerdo con su edad.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ... saber retirarse a tiempo. Lo has descripto con mucha clase y veracidad.

    Haber sido tantos debe dejar también un vacío muy grande en el yo.

    Muy bueno, Nieves, que baje el telón.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy emotiva historia en al que nos cuentas lo difícil que debe ser para un actor/actriz de "cuerpo y alma" encontrar el equilibrio entre ficción y realidad. Quizás su inseguridad oculta tras las máscaras de cada personaje servían para mantenerla cuerda y firme frente a las adversidades de la vida y su verdadero yo.
    Muy buen relato.
    un abrazo y gracias por sumarte.

    ResponderEliminar
  4. Siempre he imaginado a esa actriz madura sacándose el maquillaje capa a capa hasta borrarse la cara.
    Creo que es muy sabio retirarse a tiempo cuando aún suena el eco de los aplausos, habra otra vida sin telón ni platea, eso espero.

    Amargo espejo has descrito, hay mucha sensibilidad en tus palabras, intuyo otro decorado al aire libre, cara a cara. Besito cariñoso.

    ResponderEliminar
  5. Añado, en eso de que mañana otra ocupará su lugar me has recordado "Eva al desnudo", por ahí van los papeles de esa peli.

    ResponderEliminar
  6. De repente tu relato me ha recordado a esa película genial de Mankiewitch y Bette Davis "Eva al desnudo". Eva sentada frente al espejo de su camerino nos cuenta las estrategias para destruir a la actriz principal (Margot Channing)y conseguir su fama. Siempre cabe la posibilidad de que alguien use esas mismas mentiras para desbancarla a ella.
    El puro teatro de la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Dicen que el tiempo es el producto más eficaz para quitar maquillajes, la pena es cuando al hacerlo la persona se desvanece. Eso suele significar que no había gran cosa dentro. El relato es redondo, enhorabuena.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Muy buen trabajo técnico. Me uno a las interpretaciones de los y las demás. Felicidades

    ResponderEliminar
  9. La vejez es algo triste y cuando eres artista supongo que mas. Esa máscara que te ha acompañado durante tanto tiempo te la has de quitar, la sensación debe ser muyfuerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. quizás al final de nuestras vidas se nos cae realmente la mascara en la que realizamos toda nuestra vida

    ResponderEliminar
  11. Es muy doloroso que prescindan de uno, pero hay que aceptar el paso del tiempo, lo mejor es mirar en el espejo la persona real que había bajo la máscara y disfrutar con ella. A cada etapa hay que darle lo que corresponde.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hay que dar paso a los demás, cuando un@ ya ha hecho lo que tenía que hacer en todas las facetas de la vida, e incluso cuando llegue la muerte; otros nacerán.

    Bss.

    ResponderEliminar
  13. Todo llega a su fin, aunque es cierto que da vértigo terminar una etapa, y más cuando ésta representa toda una vida. Eso si, a veces, una retirada a tiempo es una victoria y esta mujer pensó que había llegado la hora de dar paso a las nuevas generaciones. Me ha gustado mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. me gustó mucho esta entrada, está tan llena de conflictos, donde el tiempo cruelmente nos despoja de lo que más amamos, y nos hunde en la miseria del olvido, siendo reemplazados por otros que deseosos nos empujan a la oscuridad para poder ocupar aquel lugar que ocupamos por muchos años, pero.... qué tiene que ver mario en todo esto?, y por qué dejará de dialogar con su vagina? es que acaso se hará un implante de pene para convertirse en macho? es que acaso la máscara interpretativa venía con vagina incorporada? sé que muchos actores interpretan a un sexo diferente del suyo, pero la máscara no cubre su cuerpo entero y les regala una vagina o un pene.... existen muchas interrogantes respecto a tu entrada, o es que acaso el personaje principal es una vieja prostituta que se le han acabado los años benditos? y es reemplazada por otra quizás hasta menor de edad? pues si eso fuera verdad, entonces una vez clausurada la vagina, entonces si es dificil volver a dialogar con ella..... besos!!!!

    ResponderEliminar
  15. Buenas, Demonio... contesto a tus preguntas, son dos menciones o guiños a obras de teatro excepcionales, "Monólogos de la vagina" y " Cinco horas con Mario"...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Si fue una buena actriz, que por los aplausos que aún retumban en su pecho, si que lo es, yo creo que retirarse a tiempo es lo mejor, dejará un recuerdo imborrable. Aunque he visto a actrices muy mayores en el escenario, que ya quisieran más de cuatro jóvenes, hace poco, Asunción Balaguer, y recuerdo ver a Aurora Redondo con noventa y dos años, me dejó loca, sobre todo por su memoria.
    Tu relato narra magistralmente lo que puede ser la última función de una grande, y también pensé en Eva al desnudo, je, je. Besitos y gracias por tener siempre palabras de consuelo, me encantaría subir a la luna contigo ¿Te has fijado lo linda que está?

    ResponderEliminar
  17. Hace algunas horas te he dicho, en respuesta a algo que me decías ¡Anda ya!
    Pues ahora no es que lo diga, es que lo proclamo, grito o grabo con letras de piedra. Es un relato que llega bien dentro, sobre algo que me planteo mucho, más ahora que tantos jóvenes trabajan en empleos en que solo vale la belleza o la fuerza.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  18. Y es que a todos en algún momento nos toca sacarnos el maquillaje para terminar una etapa. Lo bueno es que siempre llega otra nueva. Igual tu relato me deja un halo de tristeza, pude sentir esa melancolía que destila cada palabra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. ░░█░█▌█▀▀█ █▀▀█ █▀▀█ █▌▄█░░
    ░░█▀█▌█▄▄█ █▄▄█ █▄▄█ █▄██░░
    ░░█░█▌█▌▐█ █▌░░ █▌░░ ░██░░░
    ░╔╦═╦╗───╔╗──────╔╗─▄▄─▄▄▀▀▄▀▀▄
    ░║║║║╠═╦═╣╠╦═╦═╦╦╝║███████───▄▀
    ░║║║║║╩╣╩╣═╣╩╣║║║╬║▀█████▀▀▄▀
    ░╚═╩═╩═╩═╩╩╩═╩╩═╩═╝──▀█▀
    From Another Annual Day

    ResponderEliminar
  20. Se preparó para recibir a la señora Muerte, en el último espectáculo y sobre el mismo escenario donde había transcurrido la actuación de sus funciones, así como los papeles estelares o secundarios de su vida.

    Me gustó mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Mientras leía tu entrada y tras el guiño hacia la obra cinco horas con Mario, no he podido evitar acordarme de la excepcional actriz que es Lola Herrera que la ha interpretado magistralmente durante muchas temporadas. Ejemplo de una vida dedicada al teatro y que, tarde o temprano (esperemos que aún dure), acabará quitándose la máscara, todas sus máscaras, para vivir únicasmente su propia realidad.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Narrado con todo detalle, metiendonos en la piel de la actriz a la que le llegó el momento de la retirada, baja el telón y borra las marcas de las mascaras que llevo durante toda su vida y eso cuesta...
    Me gustó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Genial tu relato y mravilloso "Cinco horas con Mario" que me encanta!
    Saber retirarse a tiempo es duro y difícil tu actriz lo hizo a la perfección.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Sí, todo llega y pero sería si no fuera así. Hay que vivir cada instante pero también recordar que el tiempo pasa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Cuando baje el telón, cuando llegue el adiós, y nos demos cuenta que el tiempo que pasó es mucho mayor que el que nos queda, me gustaría recordar los aplausos entregados y sentir la satisfacción de haber dado todo lo que pude (incluso más) y que arranque risas e infundí sueños.
    Un abrazo
    ibso

    ResponderEliminar
  26. El final es cruel!!! El personaje dejó su legado en la interpretación. Alguien la tiene y la va a recordar.
    Muy buen relato, delicado y rico en vocabulario.
    Saludos Matices, he tenido una semana infernal, aprovecho y pido disculpas por mi ausencia en algunos relatos. Espero ponerme al día, aunque el jueves ya está tan cerca para un nuevo encuentro.

    ResponderEliminar
  27. Debe resultar difícil retirarse de una actividad cuando se ejerce con el alma pero el tiempo marca los finales. Así en el teatro como en la vida... Maravillosa entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. cada día como cebollas, levantamos una capa
    en la creencia que llegaremos al el corazón

    ResponderEliminar
  29. Seguira resplandeciendo en todos aquellos que de alguna manera conmovio.

    ResponderEliminar
  30. Muy bien escrito. Deja una sensación amarga el leerlo.
    Me recuerda que en los mitos griegos, el tiempo estaba representado por Cronos, uno de los más desagradables de los titanes.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo2/09/2013

    Je vais vraiment l'amour pour vous pour les clients de l'affichage sur maticesdecolores.blogspot.ru

    ResponderEliminar

Tu matíz...