jueves, 6 de septiembre de 2012

Este jueves. relato: "Relaciones"



“… Desde el mismo instante en que te vi sentí que… me había enamorado, creo que ha llegado el momento de conocernos...”.

No daba crédito al mensaje que acababa de recibir. Aquellas palabras le invitaban a abandonar, nunca estuvo prevista la idea de un acercamiento entre ellos. No era la primera vez que le ocurría; era el problema de las relaciones virtuales: en algún momento querían saltar a la realidad.

Ahora tocaba despedirse, desaparecería sin más; borraría las cuentas de mail y no dejaría rastro alguno. La melancolía se apoderó de él al ver una de sus fotografías, acarició la pantalla como gesto de despedida hacia ella… La complicidad y los años de amor hacinados en el disco duro se fueron en un simple “delete”. No paraba de repetirse: “¿cuántas veces se lo dije?, todo era perfecto, un sueño, una ilusión”. El error de ella estaba ahí: se había enamorado de un perseguidor de fantasías escondido tras caracteres escritos…

Él abrió el buscador y, como meses atrás, escribió: “Relaciones para solteros”… No le costó crearse una nueva identidad, esta vez sería “Dareck”.Pocos días después…

Dareck >>>>“Adiós, Romántica32, mi jefe me reclama… te buscaré ¿te he dicho qué me gustas? ;))).

Así cerró la sesión con su nueva victima virtual. Apagó el ordenador y se dirigió a la cocina…

-María, voy a por los niños; por cierto, ¿te he dicho hoy que te quiero?...

-Si, pesado… Desde que te di el “sí, quiero” me lo dices todos los días. Anda…, ve por los niños, el almuerzo está listo…

Matices

Más relaciones en el Blog de San

27 comentarios:

  1. ummmmmmmm eso de los amores paralelos -auqnue sea a través de realidades distintas- no llega muy lejos...siempre hay uno -al menos- que quiere saltar de la virtualidad al mundo concreto...y se vienen abajo las fantasías ideales!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Amor virtual, enamoramiento, persecución, acoso...existe la necesidad y los deseos insatisfechos, en el éter se esconden secretos de vidas rutinarias, mentiras, soledades íntimas, búsquedas, y al final, el cara a cara, no siempre resulta un error, lo sabemos, el cara a cara es la forma directa, menos "tramposa" de conocernos, lo virtual en cambio, ofrece otras cosas, y muchas maneras de disfrazarnos.
    Como el gato y el mause, ratón, quien la sigue la consigue, no podrá evitarlo, y es dos personas en una, sucede.

    Una versión posible de las relaciones humanas descrita desde tu sensibilidad especialmente creativa. Besito.

    ResponderEliminar
  3. suele pasar, sobre todo le paso a los ilusos que creen en estas cosas, donde se miente más que se habla. Muy original tu relato.

    BESITOS.

    ResponderEliminar
  4. Dejo una pregunta: ¿Es engaño?
    Lo triste de todo esto, es que hay cientos o miles de identidades falsas por ahí, al acecho creando falsas ilusiones.
    Saludos muy juevero!

    ResponderEliminar
  5. Ay, el ciberespacio! Cuanto cuidado hay que tener con lo que se dice o con lo que se lee.

    Bss.

    ResponderEliminar
  6. Este relato que has escrito es muy común hoy en día. Las redes sociales da y mucho para tener vidas paralelas.
    Lo malo es que en la mayor parte de las ocasiones son los menores los que suelen caer en esas redes de mentiras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Cuantas historias se tejen en la virtualidad, algunas truncadas, otras de trampa y porque no, alguna concreta, como en la vida misma.


    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  8. Primero, que conste en acta que se te extraña, y muchooooooooooo.
    Siempre logras darle ese toque intimo a todos tus relatos, en este caso creo que se da bastante. La verdad es que jugar con los sentimientos de otra persona, me parece fatal, pero sé que les ha pasado a personas muy normales, yo no lo entiendo.......
    Como siempre me gusta tu forma de escribir. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante el tipo de relación que tratas.
    En concreto y siguiendo tu relato, me cuesta mucho concebir un equilibrio emocional en un/a sujeto/a que practique esas andanzas, me refiero a ese cerrar la ventana virtual y pasar a un 3D como si nada pasara. Yo supongo que el cónyuge, o conoce muy mal al "internauta infiel" o lo conoce y pasa de todo, en cuyo caso hay que preguntarse por las aventuras y flirteos de este. Vamos una pura comedia basada en un hastío profundo frente a una relación que no se rompe por circunstancias mil. Muy triste.

    Es posible tener amistades, pero estas lo son en la medida en que el cónyuge sabe de ellas y tiene libre acceso a tus cuentas. No hay otra.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Un fiel enamoradizo? Una extraña forma de amar. La realidad virtual se presta a estos engaños. Intimista y bello relato. Un beso

    ResponderEliminar
  11. de amores virtuales no lo creo, si es que realmente no se conoce a la persona, un te quiero virtual no es lo mismo que un te quiero mirándote a los ojos estrechándose en un abrazo, por que el amor es más que palabras es un sentimiento.
    y de ese te quiero que le dice a la esposa cada día creo que no es un te quiero de un sentimiento, si no de querer de apoderarse de algo que es mio como un objeto. Simplemente esa es la sensación que me da este relato que me deja con una sensación extraña...

    ResponderEliminar
  12. Mentiras virtuales ¿para qué? Hacer daño ¿Para qué? Dejar corazones virtuales rotos ¿para qué?
    Quizás, simplemente experimentar el dominio del que conoce el final antes de empezar a leer la historia. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Pienso que en ciertas personas, en las que la fantasía no puede ir de la mano de la realidad, no les queda otra que inventarse otro mundo, otra identidad para poder fantasear libremente.
    Tal vez sea como un juego, que le da ese plus de vida que probablemente no encuentra en la que vive a diario.
    Muy bueno! sigo sorprendiéndome de la variedad.
    Besitos: Gaby*

    ResponderEliminar
  14. Jugar con los sentimientos ajenos ocultándose en el anonimato es de cobardes o de enfermos. Es cierto que Internet pone al alcance de un teclado la posibilidad de adoptar mil y una personalidades y mantener mil y una historias, pero la maldad no está en el medio, el gérmen de esa ignominia ya está en la persona que la practica. Después recupera su vida cotidiana y ¡a por los niños al cole!.
    Una auténtica cutrez, si no fuera por el daño que pueden causar.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Jugar con los sentimientos, eso justo me parece sumandole la necesidad de sentirse importante y querido aunque eso signifique hacer daño. Aburrida vida, cómoda y gris la de estos seres que han de llenarla de mentiras.
    Me gustó mucho la forma y la fuerza que le has dado Matices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Infiel por naturaleza... qué hay detrás de esa necesidad imperiosa de seducir y recibir halagos...? Qué bien descripta una situación que hoy las redes sociales facilitan de una manera tan temida.

    Desde que lo ves, el final de la ilusión.

    besos, amiga Nieves.

    ResponderEliminar
  17. Llevar una doble vida; ¿habrá tantas personas que realmente lo hagan? son padres perfectos, maridos ejemplares, en el trabajo destacan por su resolución e inteligencia y tienen una vida oculta... da un poco de miedo, todo lo que somos capaces de hacer.

    Un texto muy realista, me gustó mucho.

    un abrazo
    ps: espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  18. Pues hace poco escuchaba en la tele una discusión sobre si esas relaciones virtuales constituían una real infidelidad. No sé si infiel propiamente dicho, pero alguien capaz de tener 4 o 5 novias virtuales es mínimo un hdp (y perdón por el exabrupto) inmaduro y mala persona.
    Creo que mi opinión queda clara.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Pues sí, seguro que ocurre, parece un caso que se da bastante. Es lamentable pero real. Y es que las relaciones han de ser cara a cara y sin engañar a nadie. Lo otro es una ignominia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Real como la vida misma, muchos casos así sueltos por la red y muchos corazones e ilusiones destrzados por un juego para algunos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Y pensar que esto sucede todos los días, miles de personas escondidas tras un monitor buscando una aventura virtual, ilusionando gente que necesita compañia. Qué mal!!! Me enfurecen estas cosas!!!
    Pero nos e puede evitar, suceden.
    Me encantó como definiste la situación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Este tipo de personas son vampiros emocionales detrás de una pantalla, lo curioso es que se de con tanta frecuencia.Supongo que resulta de imaginar otras vidas sin responsabilidades u obligaciones.

    Un buen relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Vaya historia, una patología que puede ser muy dañina la de tu protagonista, que puede hacer más daño del que se propone.
    Buena y meritoria historia, al realizarla con las limitaciones del número de palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Mi identidad es verdadera como pretendo que sea todo en mi vida, los sueños los dejo en manos de morfeo, como ves, soy una antigua.
    Encantada de conocerte y gracias por pasarte por mi blog, espero seguir contando con todo lo verdadero, que lso hay, en este mundo virtual.
    Saludos desde Tenerife.

    ResponderEliminar
  25. Aterrador, triste y, desgraciadamente, real.

    Me ha encantado tu relato. Gracias por dejar tu huella en mi casita. Con tu permiso, me quedo por aquí.

    Besosssssss.

    ResponderEliminar
  26. ¿Donde está la línea que separa la fantasía de la realidad?, ¿soñar despiertos es un sueño?, ¿se lícito llenar vacíos?, yo estoy segura que si, defensora a ultranza de la fantasía, pero si se implica a otra persona, o se delimitan muy bien las reglas del juego o se corre el peligro de hacer daño, las relaciones virtuales...¡¡¡¡todo un mundo!!!, pero al fin y al cabo, nada muy distinto de la realidad, lo has relatado al a perfección y sobre todo ajustándote al límite de palabras, eres genial, yo me salté todas las reglas, jeje, tanto que mira cuando sigo leyéndolos, jajaja, ya hay dos más y yo sigo con este, aissss, miles de besossssssssssssssss

    ResponderEliminar

Tu matíz...