jueves, 24 de noviembre de 2011

Este jueves, relato: Extranjero e inmigrante

Hay un sentimiento en todos los que dejan atrás su casa, su familia, una herida de dolor y a la vez de amor.   El extranjero o el inmigrante sienten interiormente una misma desazón, la vuelta a las imágenes amables de la familia, del país, las costumbres, unido a no encontrarse en "tierra propia". Supongo que es cuando  uno siendo "país" interioriza y se convierte en una  "isla" llamada "Nostalgia", dejándose ir hacia los pequeños fotogramas  amables que conforman su vida o sus sueños.

Destaco así la inmigración femenina, esta tiene tras de si muchas connotaciones de aspectos dolosos, hijos que se quedan atrás, prostitución... muchas de ellas, recrean vidas inventadas, sueños irreales para los suyos, sin evidenciar el dolor que sienten en realidad por su precaria situación laboral, unida al sentimiento de nostalgia y desarraigo. Hecho en si que considero común  a los dos sexos, pero con diferentes matices.

Hoy os dejo un fragmento de una película "Princesas", o mejor dicho, varios en uno. Da pie a reflexiones sobre los desarraigos comunes a las personas, aunque con acepciones diferentes y no por eso distintos, se puede ser extranjero de uno mismo simplemente porque la vida es dura y  no le ha dado lo que uno desearía,  y a la vez hay otras lecturas parecidas al sentimiento de desarraigo del inmigrante, que por un lado no encuentra el mundo de oportunidades que buscaba y por otro siente lejos "su lugar".

Matices

Mas inmigrantes y extranjeros en EL Blog de Gus


No tiene mucha calidad, pero me gustó que estuvieran las dos reflexiones. Las escenas   "Nostalgia"  y  "Pensar y existir"... 

22 comentarios:

  1. Has dado un "matiz" muy rico a la convocatoria, es cierto que hay importantes connotaciones que afectan a las mujeres inmigrantes, que les da un especial sufrimiento y las hace vulnerables. De algún modo lo quise reflejar en mi jueves de la semana pasada.
    Buena entrada, besos.

    ResponderEliminar
  2. bueno que con la escena dan ganas de ver toda la película! hjeje... hermosa reflexión para hacer. un buen jueves! besos!

    ResponderEliminar
  3. Si el hombre, al decir de Saint Exupery, pertenece al país de su infancia, ineludiblemente está condenado a vivir cada vez más lejos de sí mismo. Aún más evidente, si cabe, cuando, desaparecidas todas las referencias posibles, mira alrededor y no encuentra nada que haga verosímil el recuerdo. Dice A. Camus (El extranjero): Un hombre que no hubiera vivido más que un solo día podría sin esfuerzo vivir cien años en una prisión; tendría bastantes recuerdos. Aprender a adaptarse a las nuevas realidades sin dejar de ser uno mismo, eso es crecer; vivir en la nostalgia del recuerdo puede hacer de la vida una auténtica prisión.
    Pero es posible, me digo, que uno pertenezca también a otros países, no solo a ese de su infancia.

    Un admirado abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tener nostalgia del futuro, de las cosas que imaginamos, es un juego mental en el que esconderse huyendo de la cruda realidad del presente. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. No he visto esa película; pero tiene que estar bien, esas dos escenas lo están, te hacen pensar.
    Desde luego la inmigración femenina debe ser dolorosa; dejando familia e hijos en su pais, la nostalgia debe de estar a flor de piel.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, hay varias acepciones de la palabra "extranjero", pero creo que en todas la crueldad del desarraigo oprime el corazón hasta hacer asomar las lágrimas.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Si duro es dejar su tierra y su gente en busca de una vida mejor, más duro aún es lo que luego encontraran. Si duro es para el hombre yo coincido contigo que doblemente dificil es para la mujer.
    Un tema este jueves doloroso y espinoso de solución ¿imposible? Las cabezas pensantes debieran hacer su trabajo, digo yo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Entiendo que puede ser más duro para la mujer el desarraigo que para el hombre, máxime cuando puede que atrás haya dejado hijos. En cualquier caso, ese desarraigo hace que cresca el sentimiento de estar atrapado entre dos mundos, entre la añoranza de sus raices y la dificultad de adaptación en ese otro mundo que aún no es el suyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Matices, hay muchas clases de emigración, el desapego, la nostalgia son heridas que no cicatrizan, la inmigración de las mujeres dejando atrás hijos y lazos es tremenda y doblemente dolorosa. Pero como dices la emigración íntima, el no encontrarse bien con una o uno mismo nos hacen eternos viajeros con las maletas siempre por deshacer.Por el contrario se puede encontrar apego, cariño, en los lugares más remotos, donde gentes distintas nos muestran su corazón amigo.
    El ser humano desde siempre, es capaz de adaptarse y salir a flote, por supuesto si le dejan, si se empeña.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen enfoque. Esa mujer que va tras el futuro de sus seres queridos y pierde el suyo propio en desgarrador exilio...
    Una película que vi y me gustó mucho en su momento y muy apropiada para esta convocatoria.

    Un fuerte abrazo, amiga. Sevilla nos verá abrazarnos uno de estos días...porque lo que es yo, ya me siento ciudadana de muchos sitios.

    ResponderEliminar
  11. Me quedo con este maitiz "Existimos porque alguien piensa en nosotros"
    Ese matiz es quizás el que mantiene en pie al inmigrante
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. No he visto la peli pero eso es algo que tiene una solución infinitamente más fácil que el tema que hoy planteaís... Buenos como siempre tus matices : ) Un besote

    ResponderEliminar
  13. No vi esa película pero me dio ganas.
    Me gustó el enfoque que le diste al tema de este jueves. Muy cierto y original.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ante todo perdona por el retraso.

    Recuerdo un trozo de una peli, era... una inmigrante deja a su bebe, muy temprano en una guardería a las afueras de una gran ciudad, tras largo tiempo en transportes públicos, llega a una casa del centro, para cuidar a otro bebe; que duro.

    Muchas mujeres llegan embarazadas por se son violadas por el largo camino, hasta llegar a la costa.

    Que bien lo reflejas Nieves.

    Besos solidarios

    ResponderEliminar
  15. Triste realidad, pero nunca se puede decir de esta agua no beberé, nos puede pasar a todos,de hecho ya pasó.Los españoles emigraban a Argentina y Alemania, algunos incluso a Suiza. Ya veremos, de momento esos destinos también son inseguros,.
    Muy buen artículo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante tu modo de encarar la propuesta.
    La película que pusiste no la conozco, y es cierto, tiene unas reflexiones muy interesantes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. No he visto la película, pero lo haré, me ha gustado mucho lo que he oido el vídeo.

    Muy bueno tu jueves :)

    Un beso

    Lola

    ResponderEliminar
  18. Esa desazón a la que haces referencia es común en todos los emigrantes, incluso si no sales de tu propio país, incluso si la vida y el sitio al que llegas te trata bien y es estupendo, yo lo se, he vivido en muchos sitios, pero siempre se echa de menos la tierra, más que la tierra todo lo que conlleva, la familia, los amigos, las raíces, si además te trata mal el destino... no quiero ni pensar en lo duro que debe ser... un análisis muy intimista y sentimentalista del tema, me ha gustado mucho, igual que la película, me impactó cuando la vi, perfecta para coplementar tu relato, miles de besosssssssssss

    ResponderEliminar
  19. También puede ser que los emigrantes idealicen su país de origen desde la distancia, del mismo modo que esperan encontrar éxito y fortuna en el país al que emigran, y muchas veces solo hallan, por desgracia, miseria y desesperanza.
    Me han gustado tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  20. Mi niña...has dado en el clavo, poniendo este video y hacernos reflexionar...lo malo de la muerte no és ella en si...sino que haya otra vida como esta...

    Espero volver a seguir viniendo y matizando contigo.

    Petonets sin matices.

    ResponderEliminar
  21. TE DEJO UN BESO, GUAPA!!!!!

    ResponderEliminar

Tu matíz...