viernes, 25 de marzo de 2011

Anoche soñé...



Hoy encontré este pequeño retazo de una película de cine clásico que me gusta, pero es curioso al visionarla sesgada, solo en un pequeño fragmento fuera del argumento de la película, me ha dado diferentes lecturas que me alejan del contexto de la misma para llevarme a otros significados...

El mundo de los sueños, ¿quien no tiene un "Manderley" en su vida?... un sueño prohibido, negado, pero siempre ahí, presente y a la vez siempre observado por la luna, cómplice...

O simplemente, mirando el mundo desde esa verja, desde nuestra actualidad, vemos un "Manderley"  desolado, triste, sin música... buscamos esperanzas y cada día  tenemos un nuevo revés, unos provocados por el hombre, otros por la naturaleza.  Solo nos queda no perder la capacidad de soñar, de ver que todo puede cambiar, aunque no nos libremos del sufrimiento que vivimos en la realidad...

Esta noche traspasaré la verja, de la mano de la luna, simplemente soñaré en "un mundo mejor".

Matices

7 comentarios:

  1. Una pelicula clásica entre las clásicas, ambientación, dialogos, imagenes, guión, se nota la mano de Hitchcock. Efectivamente, todo el mundo tiene su Manderley, incluso aquellos que no lo saben lo tienen.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es un matiz muy matizado, amiga Matices, llevarme al sueño de Manderley, gótico, exquisito, nebuloso, onírico puesto que he citado al sueño.
    El mago Hichcock creó Rebeca partiendo de una novela, se nota en los exquisitos diálogos y monólogos, pero supo transformar letra en imagenes inolvidables.
    Te alabo compañera por regresarme a ese sueño, tan sutil que ahora sería inconcebible.
    Gracias, lo he disfrutado de nuevo como la vez primera, es lo que tienen los maestros.
    Estoy segura de que siempre nos quedan los sueños a pesar de cualquier revés.
    Traspasé contigo la verja y arriba estaba la luna llena, llena de ánimos.
    Besitos, ha sido un placer.

    ResponderEliminar
  3. Esta noche traspasaré la verja para viajar contigo, siempre he dicho que mientras no perdamos la capacidad de soñar, podremos elevarnos a lo alto de un arco iris, desde allí veremos mundos maravillosos, donde no tiene cabida la maldad, y solo pueden entrar las personas que tengan un corazón limpio y puro.
    Rebeca es una película que nadie ha podido olvidar, me encantó que nos trajeses ese trocito de Manderley.
    Besitos, nos vemos en los sueños.

    ResponderEliminar
  4. no conocía esta pelicula, y el regalo que nos hs hecho me ha imprsionado, es preciosas la escena
    gracias

    ResponderEliminar
  5. Hermosos deseos, me aúno a ellos,
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Hace poco que nos conocemos pero sabes de mis sueños, y me ha encantado poder volver a tú casa y de oirte hablar de sueños y como matizas un fragmento.
    Gracias por tu constancia en mi blog, espero estar pronto ya con todos vosotros, hoy no hago más que cruzar los dedos , pues os estoy pudiendo visitar.
    Petonets sin matices.

    ResponderEliminar
  7. Ese mundo de las espectativas, lo más irreductible de nuestra psicología.
    Me he negado a haber aceptado algunos hechos...
    Claro que la realidad tenía sus lecturas diferentes...
    Hilamos muchas veces las secuencias de una vida... ¿por qué no haberla entendido en esta historia fragmentada?
    Ay, mundo de mi ensueño en eso de lo más profundo... que trastocas el sentido y le das tanta importacia a los detalles! Tú que desdibujas los conjuntos tantas veces y consuelas...

    Tésalo

    ResponderEliminar

Tu matíz...