martes, 20 de octubre de 2015

Horquillitas de latón...

Fotografía Raffaele Montepaone (Copyright)

No fueron tiempos de lágrimas
Ni había vallas que cerrarán el campo. 

Su pelo ha crecido y se ha agrisado 
a la vez que las ondas 
siguen luciendo salvajes, revueltas... 

Cómo cuando amaban libres y desnudos 
en la era sin miedo que los cobijara. 
Con la sensación a caricia de aire limpio en los gemidos. 

Horquillitas de latón para recoger los años 
despejan la cara y sus sueños vencidos... 

Hay un mapa que cuenta en su tez 
los cálidos veranos segando la espiga 
que dieron dos hijos áureos en tiempos de recolección.
 
Su herencia... 

El dorado de los campos al sol 
habla hoy de surcos en la piel. 
De su vida y su soledad.

matices

7 comentarios:

  1. Una vida corriente de una persona normal, una vida necesaria de una persona importante. Todos somos ella. Muy bellas tus letras. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  2. Bonita y foto, bonitas palabras que podrian ser muy bién un homenaje a una madre del mundo. Saludos muy afectivos

    ResponderEliminar
  3. Terminar siendo recuerdos. Hasta las energías te abandonan. Sólo tu mundo y tú

    ResponderEliminar
  4. Pero que belleza estas horquillitas...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Precioso. Hermoso recuerdo y homenaje a toda una vida: la evocación del amor en la era, los dos hijos que nacieron y crecieron. Me encantó.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mi muy querida Nieves, aqui te conocí y por aquí hoy te digo: quiero seguir leyendote por mucho tiempo.
    Estás, estamos a pesar de los pesares.
    FELIZ NAVIDAD repletita de amor.
    BESOSSSSSS.

    ResponderEliminar

Tu matíz...