jueves, 9 de octubre de 2014

Este jueves, relato... Encrucijada



¿Cuántas veces la vida nos pondrá ante la disyuntiva de decidir?...

En aquel conocido cruce de caminos vuelvo a encontrarme, no me sirve la primera decisión de hace años, ni tomarlo a la ligera. Solo hay un sendero por el que andar...

Amaso triunfos, errores, aciertos, palabras perdidas en el fondo de una taza de café. Tan simple tan complicado, es el camino de la vida... ahora lo sé. Una carrera de obstáculos que no decidí correr, ni siquiera andar.

Soplaré las velas pidiendo un deseo, echaré una moneda al aire esperando que una vez se aposente en el fondo de esa fuente haga la magia solicitada, dejaré que me lean la buena fortuna, buscaré la sorpresa... se que nadie me librará de está encrucijada. Seguir el camino elegido es mi reto, mis metros por andar, mi tiempo por consumir, mi vida por escribir...

Llevo poco equipaje esta vez, es liviano,  solo lo esencial para disfrutar de lo que me depare el trayecto con el peso de lo vivido:  las letras de mi pasado, no deseo olvidar, los colores con que dibujar un nuevo horizonte, los recuerdos amasados, el aroma de un nuevo despertar, la renuncia a lo que hace daño y un reloj sin manecillas que mida el tiempo gastado; un nuevo comienzo en mis zapatos hechos de piel de vida y una  decisión acomodándose en mi corazón.

matices

Más caminos que seguir en el Blog de Pepe, Desgranando Momentos


19 comentarios:

  1. Hay que ser sumamente valiente para decidirse a arrancarse de cuajo todo lo pasado. Espero sea para bien.
    =)

    ResponderEliminar
  2. El equipaje de la vida en un petate de valentía. Esa opción se debe premiar con la felicidad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuando se inicia un nuevo viaje, no conviene olvidar las enseñanzas del pasado. Desechar todos los destinos anteriores y asumir con valentía que el destino incierto que nos espera es un nuevo reto por solucionar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A veces es la misma vida la que nos da un empujón o nos pega un traspiés para que cojamos un camino u otro, cierto es que tenemos que cargar con parte del equipaje del pasado, pero hay cosas que se han dejar fuera para siempre porque hay que dejar sitio a nuevas vivencias, conmigo cuenta para cargar con ella, entre dos es más fácil niña!, o si quieres le ponemos ruedecitas y un mando teledirigido para que vaya solita, jejeje, mmmm, déjame que le de un par de vueltecitas a la idea, jajaja, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. UNa disyuntiva es creer en destino o en libre albedrío, que implica cierta responsabilidad en las decisiones que se toman.

    ResponderEliminar
  6. Esa es la actitud, seguro que será el camino correcto, que ya lo está siendo.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que tu camino estará iluminado y lleno de amor. Con tanta decisión que lo enfrentas no puede ser de otra forma.
    Te dejo una enorme sonrisa que te acompañe por mi. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  8. La vida... continuo camino de disyuntivas y decisiones a tomar. Creo que el coraje, las ganas, la resolución, son suficiente empuje para andar y seguir mirando hacia adelante. Los colores, cuando vienen de adentro, saben pintar por sí solos, cielos, tierra, mar... todo un paisaje nuevo, solo queda disfrutarlo. Una belleza de texto!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  9. La vida nos va llenando la mochila de lastre y también de herramientas y sustento para la supervivencia. Sabes que soy aficionado al senderismo. Eso me ha llevado a aquilatar muy bien lo superfluo, lo perjudicial, lo necesario para el camino. Seguro que en esa nueva andadura, tú, que eres bastante sabia, conservarás del pasado aquello que te aporta, y que el peso de esa mochila será lo más equilibrado y ligero posible.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Kilómetro cero en las decisiones de una nueva vida, sin mas garantías que la de elegir con el corazón, la mente y los pasos...poca cosa.
    Un abrazo pa guardar en la mochila.

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón , la vida está ahí, y hemos de tomar decisiones queramos o no, no hay más remedio, de ellas dependerá nuestro futuro.
    Muy buena reflexión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Una buena decisión, comenzar a caminar con el equipaje más liviano, con nuestra piel como vestimenta, y tanto por andar.
    No es fácil dejar el pasado enterrado, pero es necesario para poder avanzar.
    Un beso enorme. Precioso texto =)

    ResponderEliminar
  13. Como tu dices, la vida es una carrera de obstáculos a los que tenemos que hacer frente de la mejor manera posible, no hay otra!
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Ligera de equipaje pero llena de ilusión. Asíse emprende el nuevo camino. Precioso. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Precioso amiga. Tanto lo que leo como lo que siento.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Magnífico texto, Matices. Toda una declación de principios. Me ha encantado. Salud y un monton de besos.

    ResponderEliminar
  17. Comenzar un nuevo camino sin cargas que impidan el avance, el la memoria todo el pasado seleccionado, dejando atrás lo que hace daño y pintando nuevos horizontes. No es fácil, lo sé.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Cualquier decisión debe ser siempre tomada para ir hacia delante, con la cara alta y las velas al viento. Que te salte el salitre a las mejillas y que las gotas de agua de mar te mojen los labios y les dejen ese salobre sabor a vida nueva, a algas marinas, a olas que van y vienen... pero siempre con la vista hacia delante, el mejor adelante que puedas.

    Un abrazo, chicas.

    ResponderEliminar
  19. volando llegue hasta aqui
    para deleitarme
    con lo que escribes

    ResponderEliminar

Tu matíz...