martes, 12 de junio de 2012

A un millar de besos de profundidad...

Besos...  los de espuma de mar salada en la orilla de aquel lugar que se mantiene dentro como si vivieran  siempre encerrados celosamente para no olvidarlos...

Los volados al aire desplegados como alas de mariposas en  labios que tiemblan al roce del voleteo...

Los que se desean y no llegan que se han perdido entre palabras, gestos, interrogantes e indecisiones absurdas...

Los que se han regalado y no volveran, pues ya no son tuyos y  en muchos casos vagan como hijos huérfanos que nadie quiso pues no germinaron...

Los que se roban a la luz de la luna, hechicera y hacedora de elixires que se convierten en caricias nocturnas regaladas...

Los que llegan incondicionales, llenos de fantasía, nubes de algodón y chocolatean tu rostro... esos que se agarran al corazón de la ternura...

Los del tiempo, que van madurando como vino que macera en barrica y en sus  matices da como resultado una vida compartida...

Matices


"...Y a veces cuando la noche es lenta,
 infeliz y humilde,
Recogemos nuestros corazones y vamos,
a un millar de besos de profundidad...."

Leonard Cohen



12 comentarios:

  1. Los que se perdieron en un deseo y jamas se materializaron. Los que llenaron nuestras mejillas de recien nacidos y nos enseñaron el primer idioma.
    Los que se dan a los ídolos de barro y ellos ni se enteran.

    El que te mando yo a ti vía satélite y creo que lo notarás.


    Pues eso. un beso

    ResponderEliminar
  2. Acotado de Cohen que me hace nadar entre besos, los que tú citas, tantísimos besos.

    Al vuelo, perdidos, añorados, no dados, futuros, pasados, besos de todos los calibres, ligeros o profundos besos.
    Gracias Matices, parece gratuito besar y decir, muchos besos, escribirlo, pero cada beso tiene su valor, no existen dos iguales.
    Besos que serán de verdad, pronto.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Natàlia, al cien por cien. Así que poco más puedo añadir, que:
    Te mando un besazo de los buenos, Matices.

    ResponderEliminar
  4. Tantos besos como emociones, tantos besos como deseos de darlos, tantos besos como somos capaces de recirlos.
    Tantos besos...
    Ya verás el fin de semana, ya verás.

    (Esa música la tengo en favoritos, ni te cuento, cuanto la escucho y cuanto la bailo)
    Pues eso. Besos.

    ResponderEliminar
  5. como los besos sinceros, de esos que nunca se recuerdan pero que se dan a cada instante hacie nuestros seres queridos...

    como los besos secretos, que van jugando por el infierno, lugar donde irán a parar las almas de los infieles eternos...

    como los besos inocentes, de los niños en sus juegos donde representan al papá y a la mamá sin entenderlo...

    como los besos malditos, que van secuestrando sueños, matando inocencias y van alimentando a los pervertidos...

    ResponderEliminar
  6. inmersión...inmersión !! señor, si señor, traigo la mochila llena de besos alados y de pelaje indefinido, señor mapunto

    ResponderEliminar
  7. Tú sabes Matices, yo soy de los que los lanzan al aire para que tomen vuelo... pero sin duda, cada beso, todos ellos, tienen su encanto y su cuota de dulzor.
    Y como siempre... besitos al vuelo, van...a la una... a las dos... y a las tres! fiuuuuuu
    Gaby*

    ResponderEliminar
  8. Tipos de besos, maravillosos, me enternecieron especialmente esos de chocolate, tengo alguno reciente.
    No podía terminar de otro modo: besos.

    ResponderEliminar
  9. Que lindo, me hizo recordar aquella canción de Victor Manuel, no la recuerdo bien, pero decía algo de adonde van los besos que no has dado.
    Yo esta noche lanzo al viento miles de besos volados, espero que los recojan mañana en el encuentro bloguero. Buen finde.
    PD. Me encanta Leonard Cohen

    ResponderEliminar
  10. Comprendes ahora porque te decía que tus palabras eran pura sensibilidad..:

    ResponderEliminar
  11. Muy lindo sentimientos desbordados por aqui, Un placer conocer tu blog y seguirte. Muchas bendiciones y gracias por compartir,

    ResponderEliminar

Tu matíz...