jueves, 22 de diciembre de 2011

Este jueves, relato: Un cuento de Navidad

-¡¡Voy a Bastos!!- dice Baltasar,  en medio de la algarabía de aquel bar de barrio marginal, que hoy cambia su fisonomía de jubilados que distraen sus horas alrededor de un chato de vino y amigos, por una función muy especial...

Gaspar, anda,  sírvete algo que Baltasar me da el día y yo voy a oros...- replica Melchor…

No me andes con prisas, que ando ajetreado con el cuerpo de pajes y me traen loco, a mi me da que van con dos copas...- le contesta Gaspar guiñando un ojo a los vejetes que celebran en la barra...
-¡¡Por cierto!!, María y San José, ¿dónde andan? – vocifera el pastor de ovejas, mientras se coloca el zurrón...
- Pues detrás de las cortinas dándose arrumacos el uno al otro, ya te dije que no era buena idea, están a todas horas en las mieles- contesta la lavandera que atusa y hace  carantoñas al niño Jesús. La pescadera arregla su puesto y entre risas le dice a  la otra- anda que ya les vale y el padre del nacido es Herodes, ¡¡a quién se le cuente!!...
Mientras, Herodes prepara el cuerpo de armados con sus plumajes en casco al lado de la muralla de cartón piedra, -le lanza una sonrisa y  le dice - y tuyo...¡¡niña!!, tenemos los papeles cambiados en este sainete. 
Sentada, la pequeña Isabel, observa lo que allí acontece sin entender nada, calla y espera  ocupar su lugar en aquel  batiburrillo. Con su pequeña manita metida en el  bolsillo del abrigo,  aprieta  un montón de papeles que guarda  pintados en colores, es su carta…Quiere entregársela a los Reyes pero  le puede la vergüenza, no sabe como acercarse, ¡¡son tan grandes!!…-se dice-
Alguien la coge de la mano- ¡¡vamos pequeña que hay que colocarte en tú lugar!!, casi sin pensarlo, ella corre desesperada  hacia los Reyes rompiendo el cuadro escénico  y se dirige a Baltasar entregándole su carta. Este levanta la mirada y le dedica una sonrisa. La abre y  lee  ¿sólo pides una muñeca?- le dice sorprendido…
-Si, Baltasar, pero quiero pedir otra cosa ¿puedo? - él asiente, sonriendo por el desparpajo de la pequeña.
-Mi papá dice que ojalá le traigan un trabajo que está desesperado, eso quiero, ¿se lo traerá?
El silencio se hizo en aquel humilde local, donde unos vecinos se reúnen a hacer el día de nochebuena más grato, Baltasar, no sabía que decir,  le guiña un ojo y entristecido, agacha la cabeza, mientras farfulla entre susurros y  maldice los tiempos que corren.

Ella se sonríe, desplegando todo el brillo que la ilumina.   San José rompe el momento, la coge en brazos y la pone en su sitio, ¡¡bien arriba!!. Todos se quedan mirándola, sin saberlo se había convertido en la protagonista de aquella función navideña.  Isabel es la "Estrella de la Ilusión", la que ilumina el camino de los sueños y la esperanza...

Matices

Mas Cuentos de Navidad en el Blog de Gus

20 comentarios:

  1. Y acabará la función, cada uno a su casa, y nadie se acordará de la protagonista.

    Un besito, compi. Felices días.

    ResponderEliminar
  2. Precioso cuento. Desde luego ahora en estos tiempos, el trabajo es lo principal, dejémonos de otras cosa, tener un trabajo es como si te tocara la lotería.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. En estos días que vivimos nos hace falta esta ilusión...pero está tan agotada la pobre que no sé si habra para todos...conmovedor cuento, muy real, he oido a más de un niño pedir lo mismo que tú niña a los Reyes Magos en estos días.
    Una de ellas mi adolescente, que cuando le dije que si queria un detallito por Navidad, me dijo: No mamá, solo quiero que encuentres trabajo y asi no sufras, por que a mi me falte algo, que no es que me falte algo mamá a mi , si no que no te quiero ver padecer.

    Felices Fiestas mi niña guapa de sonrisa de sol, que disfrutes muchisimo estos días con los tuyos, y esperemos que el año que viene se cumpla más de una ilusión.

    Petonetssss

    ResponderEliminar
  4. Precioso cuento de Navidad, de una rabiosa actualidad, la del paro que subyace en los deseos de muchos niños que a fuerza de ver la angustia de sus padres, han aprendido a colocar el trabajo en lo más alto de su lista de peticiones a los Reyes de Oriente.
    Un abrazo y Feliz Navidad para tí y los tuyos.

    ResponderEliminar
  5. Bonito cuento. Uniendo lo que se celebra, la humanaidad de quienes representan cada papel y esa realidad que a lo mejor no permite disfrutar la fiesta.
    Esta mañana he tomado unos vinos y unas tapitas con los Reyes Magos, en el colegio de mi hijo. Si vieras la cara de una niña que nos descubrió ...
    Besos y mucha felicidad.

    ResponderEliminar
  6. Me da que debajo de las barbas postizas de Baltasar estaba Mariano Rajoy, algo contrariado y sin puesto de trabajo para el papa de la niña.
    Pero como todo es posible en navidad(dicen) pues a lo mejor el Rajoy habla con los de la Zarzuela, que también son reyes, y le dan un puesto de sirviente al papa de la niña,eso sí, sin contrato indefinido.

    Bromas aparte, simpático y tierno el cuentom,pero no cuela, está todo demasiado despojado de fantasías con los juegos de la play que son los juguetes más solicitados.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. El cuento es entrañable y tu muchacha de esas tierras, lo dices de un modo.... Es que te oigo en voz alta todavia y te veo sonreir y te leo y disfruto.

    FELIZ NAVIDAD NIEVES!!!! FELIZ NAVIDAD...

    ResponderEliminar
  8. ainsss y luego siempre me dicen que por qué me gustan los cuentos donde todos comen perdices ¬¬. En fín, que la última que quedó en el fondo de la caja de pandora fue la esperanza...y es navidad. Los mejores deseos para tí en estos días : ) Feliz navidad! ahyY el mayor de los besotes

    ResponderEliminar
  9. Que lindo Nieves, es que estos días, quizás porque todos añoramos a un ser querido que ya no está, los sentimientos están a flor de piel, y yo llevo un par de días tontos. Soy consciente de como está el panorama, pero no perdamos la esperanza.
    Antes escuché a Gus por el otro lado, y claro como no te había leído, no entendía nada, eso sí, le dije que tiene una voz muy bonita, ahora si le entiendo. Besitos guapa y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  10. Como cambian los tiempos....antes, los Reyes Magos comian los polvorones que le dejaban los niños en el balcon, hoy, cubatita va, cubatita viene...... Hay que olvidar las penas como sea, ya lo veo.
    Un abrazo, feliz Navidad amiga.

    ResponderEliminar
  11. Qué relato más sentido!...ayer mismo los chicos pedían sólo juguetes y hoy tienen que preocuparse por la falta de trabajo de los padres!
    Ojalá esos reyes logren hacer milagros y el padre de Isabel -como los de tantos otros chicos- pueda conseguir una ocupación digna con al que sostener a su familia.

    Muy enternecedora historia.

    Un abrazo y feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  12. Una maravilla este pesebre viviente, !sota! bastos, caballo y !Reyes! la mano entera.
    Lo que parece un juego, un divertimento, una celebración de estas fechas, lleva al final un mensaje de auténtico realismo, una chispa fulminante de angustia en esa niña.
    Que tenga suerte su padre, !ojalá! y son tantos como él.

    Has Matizado con genialidad, alegría, atmósfera, añadiendo esa lágrima. Pásalo bien amiga, salut, prosperidad, suerte, alegría para 2012, añado dos besitos.

    ResponderEliminar
  13. sólo desde un espíritu limpio como el tuyo es posible parir un relato como este.
    joer, que me has emocionao jajajajaja
    FELIZ NAVIDAD
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Cambian las peticiones de los niños, de juguetes que les alegren, a trabajo para un papa deseseperado, perra vida, la que les toco vivir. Solo cabe la ilusión con la que esperan que esa petición se materialice y su papa trabaje y sea feliz. Los niños cada dia menos niños?
    Un abrazo Nieves, un maravilloso cuento.
    Un abrazo deseoso de que la felicidad entre a tu vida de forma torrencial.

    ResponderEliminar
  15. Muy profundo y actual tu cuento, ojalá no tengan que pedir eso los niños nunca más, y puedan volver a pedir solo cosas de niños.
    Feliz Navidad!!!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues que se multiplique por 5 millones el sedeo de Isabel, esperemos que esto mejores, pues el numero de embargos aumenta por días, ni casa, ni dinero, ni trabajo, ni dignidad.

    Nieves que tu cuento se cumpla.

    Animo paisana, te llamo.

    Besos esperanzados

    ResponderEliminar
  17. Son el futuro y nos sorprenden porque están libres de cualquier pasado, ignorando fronteras y miedos de adulto. Su inocencia nos evoca emociones ligadas a aquella antigua mirada con la que descubrimos el mundo oficial, tomamos conciencia de pertenecer a él y del verdadero tamaño de nuestras certezas.

    Que ese niño libre y feliz que nos habita persista en la esperanza de que nada es imposible y nos libere de avanzar hacia lo desconocido con penosa incertidumbre. Es mi deseo.

    Felicidad.

    ResponderEliminar
  18. Feliz Navidad Nieves, un besazo

    ResponderEliminar
  19. Que peticion mas dura y desgarradora, ojala existiera la magia y fuera posible. Tendremos que ponr todos un poquito de nuestra magia para que esos deseos se cumplan en el año 2012.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. La inocencia, el genuino deseo de un niño tienen sin dudas luz propia, oajalá nos alcance la ilusión y esperanza para el resto del año.
    Hemoso relato Matices, te deseo pases una muy Feliz Navidad, y te mando un gran beso

    ResponderEliminar

Tu matíz...