viernes, 20 de marzo de 2015

Este jueves, relato... A través de la ventana


Desde mi ventana he visto cambiar el paisaje… el gnomo que vivía bajo el árbol desapareció hace tiempo y la fantasía partió, se llevó con él las hadas, los finales felices y el color verde de los prados. No sin antes dejarme una invitación para bajar al mundo real…

Abro todos los días al amanecer y, aunque al principio me costó dejar las gafas de latón para otear el firmamento que compré en una tienda de inventos imaginarios. Ahora al despertar veo  el tiempo infinito que me han regalado en un vale para viajar diariamente “al país de si volverás”… 

A veces mis pestañas se llenan de rocío al amanecer, otras el sol me saluda con una sonrisa y alguna… la brisa me acaricia para darme los buenos días. Respiro color… y, a diario, vestida del nuevo despertar me mezclo con los aventureros que surcan por el mundo rodante. A veces el chico malo de pecas me guiña un ojo y las cosquillas me pintan una sonrisa color corazón. Los personajes disfrazados de cuentos "no inventados" pululan a diario el cielo para conseguir ser los héroes de una vida que no se lo solicita y eso me entristece ...

Cuando llega la noche dejo las puertas de mi ventana entreabiertas. Siempre me crea curiosidad que pasa fuera en el mundo. Con el tiempo he entendido que es mi hora de soñar. La única licencia que me permito tras la ventana una vez aparco en la puerta de mi casa la vieja moto “pink” que me acompaña a diario en esta maravillosa curiosidad que es la realidad por inventar…

Más miradas al exterior en el Blog de Gaby   Mis Letras Insomnes

20 comentarios:

  1. Yo quiero formar parte de ..."esa realidad por inventar".

    Besos "pink".

    ResponderEliminar
  2. Las ventanas muestran historias de vida, los sueños inventan ventanas. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  3. cada dia hay un sol que parece y no es el mismo, ni lo somos nosotros, ni lo eres tú.
    cada día se abre una página en blanco para que podamos en libertad escribir
    y sentir
    y dejarnos llevar por la vida

    ResponderEliminar
  4. Cada vez que se abren nuestras ventanas el paisaje es diferente, depende de como lo veamos.
    Me encantaría poder inventarme una realidad mejor, como esas de los cuentos que nombras.
    Me gustó mucho asomarme a tu ventana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta ventana tuya Nieves, llena de tus matices, yo miro tambien por ella, si me lo permites.
    Besos esperanzadores.

    ResponderEliminar
  6. Una excelente prosa llena de imaginación la tuya, que te hace soñar con esos mundos imaginarios que describes, y todos los que ves a través de esa curiosa ventana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Inventemos cada día nuestra realidad. Todo depende de nosotros mismos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Un bonito canto a la imaginación, para la que debe quedar siempre esa ventana abierta.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bella fantasía la de tu ventana. De cierta manera se emparenta con las cualidades que cuento de la mía
    =)

    ResponderEliminar
  10. "La realidad por inventar"... Creo Nieves, que la vas pintando con letras y palabras, la construyes con magia.
    Y es que tu relato tiene eso... magia y fantasía -más allá que dices que la fantasía partió-. La he encontrado en cada párrafo, que suena suave, dulce y esperanzado. Me encanta tu prosa tan poética!
    Gracias por acompañarme!
    Besos al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  11. La rutina diaria, las preocupaciones banales , terminan por eliminar esa "hora de soñar" ( me encanta la expresión) que con este post me has recordado. Y eso que yo sueño mucho, de hecho parece que siempre lo estoy haciendo, lo que pasa es que me dejo despertar y uno ha hacer por defender ese momento.
    Besos
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  12. Realidad y fantasía a través de tu ventana...

    Me apena que se fueran los gnomos y las hadas; pero sigue estando llena de personajes curiosos. Esa realidad por inventar puede ser aún más hermosa que la fantasía.

    Bello relato...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  13. Como se disfruta la mirada a través de la ventana que nos describes. Es una vista limpia y soñadora, que invita a disfrutarla. Da la sensación que lo que se ve a través de ella es como nos gustaría que transcurriese la vida, agradable y llena de fantasía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A través de tus pestañas llenas de rocío, se ve ese mundo mágico que cambia de arco iris según brotan las imágenes.
    Así me gusta, de par en par siempre la ventana de tu sonrisa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Un texto muy poético y fantasioso, merece una "sonrisa color corazón".

    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Cuando los gnomos, las hadas y los finales felices parten de nuestra vida, lo único que nos queda para recuperar esos mundos es nuestra hora de soñar y construir de nuevo nuestro mundo de fantasía!
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Estás muy equivocada amiga mía! El problema es que te secuestraron al duende y con él a las hadas y pusieron un ancla enorme a tu imaginación, ahora tienes que aprender a controlarla porque sin ancla de repente sube tanto que baja precipitadamente, tu duende y tus hadas ya son libres y volverán a entrar por la ventana, ¡solo tienes que esperar!.

    Claro que hay finales felices, este no es el final, es el principio de muchas aventuras y de una historia que escribirás tú, sin que nadie te tache renglones llenos de sonrisas, y no estás sola!, solo has dejado de estar mal acompañada, recuérdalo y tienes una sirena que cuando subas demasiado y caigas procurará que sea en el mar para que no duela y nos vayamos de paseíto por el fondo.

    Y si ahora alguien entiende tu relato o mi comentario ¡que nos lo explique!, jajaja, Dios los cría y los locos se juntan y déjate ya de ñoñerías o te meto un capón que vas a aprender a volar, que se me caen las escamas con las ñoñerías y una sirena sin escamas es una triste ¡pescailla!, jajaja, te quiero un mar, miles de besossssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  18. ¿Quién será el chico malo de pecas...?
    Un beso (de Primavera)

    ResponderEliminar
  19. Ventanas que llevan a otras ventanas y otras puertas...un relato encantador y bello
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Tus ventanas son más alentadoras, lozanas y flamantes que las mías. Después de tantos meses sin leeros, tu casa es una de las primeras que busco en la visita por esta maravillosa ciudad que es blogger. Te sigo por tu perfil de whatsapp y me complace saber que te veo cada vez mejor. Un fuerte abrazo poetisa.

    ResponderEliminar

Tu matíz...