viernes, 13 de junio de 2014

Rojo Dolor


Aquel empuje involuntario que dejó caer la copa en la mesa dejó una mancha rojiza en la madera. Para posteriormente dejar rodar a cámara lenta su cuerpo redondo hasta precipitarse...

El pensamiento se perdió tras aquel camino premonitorio hacia el borde del precipicio. Cuanta vida rodada y perdida, cuantas lágrimas derramadas y, ahora solo queda la mancha del olvido precipitado hacia el abismo.

Un sobresalto vino tras el eco del ruido de ese cristal, fino y delicado, cuando cayó en el piso rompiendo en mil su cuerpo transparante. Ahora solo tenía aposentado en su interior  restos de rojo dolor...

matices


15 comentarios:

  1. Breve y contundente. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Perderá hasta esa manchita roja, con el tiempo.
    Un cambio de imagen, te ha quedado precioso.
    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  3. La mancha se integrará en el paisaje.

    ResponderEliminar
  4. Nada dura eternamente, ni la copa, ni la mancha, ni tan siquiera el dolor. La copa volverá a ser vidrio pulverizado o algún tipo de silicato pulverizado por la acción del tiempo, la mancha se difuminará con el entorno y el dolor, el dolor Nieves siempre acaba desapareciendo, no te quepa la menor duda. Nada, me repito, nada dura eternamente.
    Te ha quedado chulísima esta nueva imagen.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hago mías las palabras de Pepe, cada una de ellas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría estar de acuerdo con alguien, aunque sea con anónimo, el problema es que no le entiendo.
    Demasiado triste para mi gusto.
    Un beso alegre, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6/16/2014

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Anónimo6/17/2014

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Muy bonito; aunque muy triste, ánimo, el dolor no es eterno por suerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Las semanas y los meses consiguen que las manchas se diluyan, que los cuerpos se incorporen, que las copas se renueven y que el vino vuelva a correr por las copas y por las venas hasta el corazón.
    Tengo una visita pendiente a Sevilla. Ya me dirás cuando te viene mejor.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Un abrazo amiga. Gracias por pasar por mi casa.

    un par de besos

    ResponderEliminar
  13. bellísimo Matices: plas plas plas

    ResponderEliminar

Tu matíz...