sábado, 30 de noviembre de 2013

Las palabras. Manuel Alcantara





Donde más me conozco empiezan mis palabras.

Quiero escribirme
como se escribe el silencio en las piedras
o la lluvia en las frentes;
igual que el miedo al agua
en el embarcadero.

Quiero ponerle nombre a lo que va conmigo
y quedarme a vivir en ese nombre,
como se queda
en el barro corrido de una jarra
el resumen de un muerto.

Las palabras me llevan a la tristeza siempre.

Las amo porque guardan cosas mías:
antigüedad, amor, aroma…, incluso
los recibos del cuerpo que habitaron.

Ellas me obligan al recuerdo,
como un cigarro a solas.
Cuando las miro acaban por dolerme.

Pero ya digo que las amo.

Por ellas tengo días colgados por el pecho,
pájaros en la noche, amigos que ya no,
aniversarios cada tres minutos.

Desde el principio supe
que son iguales que el silencio,
a su manera.

Ahora están viniendo de puntillas
para que no les oiga la tristeza,
para que no se alarme el hombre al que delatan.
Llegan como un calor entre la sombra,
como un color en medio de la niebla.

Siempre son tristes las palabras
si están escritas.

Aunque suenen canciones por el puerto,
cantes del sur junto a la mar pequeña,
o abiertamente pidan
cosas que necesito más que el aire.

Pero vuelvo a decir que yo las amo.

Y sé que no resuelven nada y son inútiles
como ese número de teléfono
que se ha quedado en la memoria
y que no sirve
ni volverá a servir ya nunca
porque aquella persona a quien llamábamos…

Manuel Alcántara



Hasta luego...
Nieves


16 comentarios:

  1. Las palabras, sólo ellas son capaces de expresar todos los estados de ánimo, aunque en este poema de Manuel Alcántara pareciera que sólo son capaces de expresar tristeza. Deja un regusto amargo, una tristeza melancólica este poema Nieves. No sé si es tu estado de ánimo el que te haya llevado a ofrecernoslo hoy. Si es así, levántalo reina, porque tu lo vales.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. las palabras muchas veces llevan a pensar, por eso lo bueno es sentir......SALUDOS AFECTUOSOS MATICES

    ResponderEliminar
  3. Las palabras son nuestras aliadas en lo bueno y en lo malo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno. Feliz sábado.

    ResponderEliminar
  5. Manuel Alcántara, tiene razón, no son lo mismo las palabras escritas, que las con sentimiento confesadas

    ResponderEliminar
  6. me encanta esta frase "Quiero ponerle nombre a lo que va conmigo, y quedarme a vivir en ese nombre, como se queda en el barro corrido de una jarra, el resumen de un muerto." me identifico plenamente con cada palabra empleada en esta frase, "El Demonio de la Cámara Oscura" es el nombre que va conmigo, con el que me quedé a vivir, pegado como el barro a mi piel, el singular resumen de un muerto, me fascina, estoy con la cara pintada en una torcida sonrisa..... besos!!!!

    ResponderEliminar
  7. En la cabecera de mi blog escribí: "Las palabras que envuelven, las palabras que atrapan, las palabras que ensalzan, las palabras que aman..." Cosas que bullen dentro. Pues eso Matices, cosas que bullen dentro...las mismas que antes de que nos demos cuenta, saldrán y lo inundarán todo del color de la armonia.
    Un hasta luego que suena cortito en el tiempo. Que así sea.
    Un te quiero (bueeeeeno que siiiii, que ya se que lo sabes, pero es para que no se te olvide)

    ResponderEliminar
  8. Las palabras y los números inútiles que siguen en la memoria, incluso hacen mal por su reflujo a agrio...

    Bueno, es que me trajo algunos recuerdos tu tema de hoy.

    Colores matizados en un beso y un café. Hablamos.

    ResponderEliminar
  9. Cuando se dice, cuando se expresa uno con palabras que realmente siente, la realidad del sentimiento se hace presente en cada sílaba y se asegura la trascendencia de su significado traspasando tanto a quien lo escribe como a quien lo lee. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Las palabras son vehículos por los que circulamos al exterior, aunque sea un paisaje demasiado conocido, doloroso, íntimo, las necesitamos, sí que sirven a nuestros ojos y oídos a otros y otras, comunican, acompañan, curan y exteriorizan. Tengamos unas palabras amiga mía, siempre, besos en lunes.

    ResponderEliminar
  11. A veces las palabras escritas tienen ese poso, Así las siento así cuando el corazón se desborda y esas palabras se derraman sobre el papel.
    Sin embargo hay veces que ocurre lo mismo por otras razones y entonces el poso tiene otro sabor.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  12. me gusta tu blog
    tus letras
    y los colores que se mezclan con elllas

    ResponderEliminar
  13. Las palabras nos unen fuertemente, con los otros y con nosotros mismos, pero sabes que aún no sé si sea lo mejor. Mis mejores momentos fueron baldíos de palabras.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  14. Saludos. Me gusta visitar este blog, donde las palabras se vuelven inspiración. Gracias por compartir y aprovecho la ocasión para desearle una feliz Navidad y un próspero año nuevo!

    ResponderEliminar
  15. Que Deus abençoe seu Natal
    seja uma noite linda junto dos seus familiares,
    pois é uma noite muito especial.
    Que as estrelas dos céus brilhe sobre
    todos nós.
    Obrigada por ter convivido
    comigo mais um ano ,
    que você contiue com um lindo sorriso sendo
    anjo bom na minha vida.
    Um abraço e meu carinho.
    Um Feliz Natal para você e sua preciosa
    família.
    Que o amor de Deus
    esteja em nossos corações sempre.
    Carinhosamente, Evanir.

    ResponderEliminar
  16. Buenos días, anoche a las tantas te puse un correo mandándote unas fotos y diciéndote la alegría que me había dado conocerte, no me quería acostar sin decírtelo; pero parece ser que no lo conseguí porque este chisme me hizo algo raro y se apagó, creo que tenía demasiada energía de los momentos vividos y yo misma lo apagué.
    Ahí va mi correo silia173@gmail.com
    Cuando quieras me mandas un mail y te las reenvío y empiezo a darte la vara para que escribas y pintes.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar

Tu matíz...